martes, 3 de marzo de 2009

Un nuevo año...



Todo empezó ayer, cuando recibí este mail:

Hola Carolina: me tome el atrevimiento de enviarte este mail porque quede maravillado con tu blog, (que recién descubro) y como vi que tu ultima actualización fue de agosto del año anterior, quería pedirte que sigas, que no abandones, es muy bueno lo que haces!!!

Perdón por el atrevimiento, pero creo que así y no me lo podía guardar.
Luis


Las palabras de Luis me sorprendieron, y me emocionaron. En este mundo virtual ultra conectado en el que vivimos, los supuestos son más que las certezas. Se supone que si uno escribe algo en su blog, alguien -uno, treinta o millones- lo va a leer. Pero ese supuesto, como buen supuesto, es difícil de controlar. Los experimentados hablarán del contador de visitas... Pero a mí, para ser sincera, me gusta más la respuesta personal, el comentario individual...

Por algunos motivos, hace unos meses que no escribo. Podría usar decenas de argumentos como excusa, pero seguramente los aburriría.
Lo que sí les puedo contar es por qué vuelvo:

* Vuelvo porque a mi alrededor, cada vez tengo más sobrinos que me dan la inspiración que necesito. Incluso Cayetana, que todavía está dentro de la panza (en la foto) pero en cualquier momento nos sorprende con su llegada.
* Vuelvo porque quiero que Ber -mi esposo- se convierta en fan de Magdalena Fleitas.
* Vuelvo porque, durante todo este tiempo, muchos artistas me enviaron sus novedades... ¡y tengo mucho para publicar!
* Vuelvo porque, en una inolvidable cena con amigos, Elías me preguntó por Armonía (y digamos que ninguno de los comensales tenía el perfil de lector de Armonía... ¡je! ;).
* Vuelvo porque el MOMUSI y Luis Pescetti me recomiendan en sus sitios... Y eso, para mí, es un gran honor.
* Vuelvo porque así sobrevivo mejor a la tristeza de una ausencia que todavía duele (gracias, Silvina, por tu comentario).
* Vuelvo porque la música para niños es uno de los mejores refugios que hay en este mundo.
* Vuelvo porque, como dicen los chicos, tengo ganas.

* Y especialmente vuelvo por Luis, ese desconocido lector que me dio el último empujón que necesitaba.

Así que, queridos lectores, brindo por un 2009 lleno de acordes y melodías.
¡Y que comience la función!

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Enhorabuena entonces, a veces hay que tomarse un tiempo para llenar de aire los pulmones que empujan. Una alegria
Carolina que retomes tu blog, un beso grande de los Papando Moscas.
Ya te enviaremos novedades.

Carolina dijo...

Gracias, Gustavo!!
Espero muchas novedades de Papando Moscas para publicar!!!
Saludos y nos estamos viendo,
Carolina